Nigro Notaro Viajes

Lisboa

Lisboa

19 sitios que ver y cosas que hacer en tu viaje a Lisboa

 


Si aún no has tenido la ocasión de viajar a Lisboa, en Portugal, te puedo adelantar que se trata de una de las ciudades más bonitas de Europa.
Su emplazamiento entre colinas y en el estuario del río Tajo, y su combinación de ciudad tradicional y, a la vez, cosmopolita, confiere un gran atractivo a la capital portuguesa.
He viajado desde hace años varias veces a Lisboa, y te diré que cada vez me gusta más, pues además es una ciudad que tiene una especial luminosidad que le confiere un encanto especial.



De cara a tu viaje, si en vez de hacer las visitas por tu cuenta, prefieres apuntarte a grupos organizados, aquí tienes la información sobre tours en Lisboa en español.
Entre ellos tienes una visita guiada de Lisboa y Belem con guía en español y de cuatro horas de duración.
Pero si prefieres visitar la ciudad por tu cuenta, te va a ser útil la siguiente información sobre los lugares de mayor interés para visitar en Lisboa.
De entrada, aquí tienes unos consejos para visitar Lisboa entre los que te contamos cómo llegar y cómo ir del aeropuerto al centro de la ciudad.
Dado que en realidad dicho aeropuerto se ubica en la misma ciudad, de forma que aterrizarás por encima de la ciudad, debes saber que es muy buena la opción del taxi desde el aeropuerto al centro de Lisboa.
Y finalmente también tienes la opción del traslado privado desde el aeropuerto de Lisboa, ideal si vas en grupo familiar o de amigos, pues te trasladarán en un minibús.



Qué ver y hacer en Lisboa
A continuación te detallamos los sitios imprescindibles para visitar en Lisboa.

 
Castillo de San Jorge
El castillo de San Jorge es la gran fortificación que se levanta sobre una de las colinas de la ciudad de Lisboa.
Tiene su origen en una alcazaba de los árabes y pasó a convertirse en Palacio Real tras ser reconquistados para los cristianos por el rey Alfonso I.
Tras el terremoto de Lisboa de 1755 quedó destruido, pero en la actualidad es uno de los principales monumentos que debes visitar en tu viaje a la capital portuguesa.



Desde el castillo de San Jorge, tendrás las mejores vistas panorámicas de la ciudad y del Estuario del Tajo.
       
Aquí tienes la información práctica sobre horarios y precios de entradas para visitar el Castillo de San Jorge.

 
Mirador Santa Lucía en Alfama
Si bien el castillo de San Jorge es el gran mirador sobre Lisboa, hay otro mirador menos conocido que te ofrece unas vistas panorámicas diferentes, pues está orientado hacia el interior del estuario del Tajo.
El mirador de Santa Lucía lo encuentras según subes hacia el castillo de San Jorge, y se ubica sobre el popular barrio de Alfama.
Lo verás junto a la pequeña iglesia de Santa Lucía, del siglo XVIII, y no te olvides de pasear por la zona para llegar al cercano mirador de Puertas del Sol que te ofrece otra perspectiva de la zona este de Lisboa.



Barrio de Alfama
En la ladera que desde el castillo desciende hasta el río Tajo, y desde donde se encuentra la catedral, se extiende el popular Barrio de Alfama de Lisboa.
Se trata de un barrio auténtico, con rincones escondidos, donde encontrarás casas con fachadas de colores y la ropa tendida, y donde se ubican varios restaurantes tradicionales donde la expresión musical del Fado tiene todo el protagonismo.

 
Catedral Sé de Lisboa
Según inicias la subida a la colina donde se ubican el castillo y el citado mirador, te encontrarás con la Catedral Sé de Lisboa.
Se trata de la iglesia más antigua de la ciudad pues fue construida a partir de 1147.
De estilo románico, junto a la misma posteriormente se construyó un convento de estilo gótico, en cuyo claustro en la actualidad se están realizando excavaciones arqueológicas.



Montar en Tranvía 28
Si hay algo típico que deberías hacer en tu visita de Lisboa es subirte a uno de los antiguos tranvías, que ahora en buena medida se han convertido en una atracción turística.
Y si hay una línea popular entre los turista ese es el tranvía 28, el cual te sube desde el barrio de la Baixa hasta la colina del castillo.
Aquí tienes información sobre líneas de tranvías de Lisboa interesantes para utilizar durante tu visita, como la que te traslada hasta el barrio de Belem.


Barrio de la Baixa en Lisboa
El Barrio de la Baixa es donde se desarrolla la vida comercial de la ciudad de Lisboa.



Se trata del barrio con trazado de calles perpendiculares que se extiende entre las dos colinas del castillo y el Barrio Alto que configuran urbanísticamente la ciudad.
Este barrio se extiende desde la plaza del Comercio a orillas del Tajo, hasta las también amplias plazas del Rossio y Restauradores.


Plaza del Comercio en Lisboa
La plaza del Comercio es el lugar donde hasta el terremoto del siglo XVIII se encontraba situado el antiguo Palacio Real.
Con una gran explanada peatonal a orillas del río Tajo, en la actualidad es el eje de las redes de transporte de la ciudad, pues ahí van a coincidir las principales líneas de autobuses y tranvías.



Plaza del Rossio en Lisboa
La plaza del Rossio es un eje neurálgico de la ciudad de Lisboa, y tiene una extensión natural con la plaza de Restauradores y la Avenida de la Libertad.
En el centro de la amplia plaza se sitúa el monumento a Don Pedro IV, primer emperador del Brasil independiente.
Subir en el Elevador de Santa Justa
Una de las característica de la ciudad de Lisboa es la posibilidad de subir en ascensores o en tranvías de cremallera desde la zona baja del Barrio de la Baixa a las zonas altas de la misma, como los barrios Alto y Chiado.
Y si hay algo que no debes dejar de hacer en tu viaje a la capital portuguesa es subir en el Elevador de Santa Justa, una de las atracciones turísticas de la misma.



Se trata de una estructura metálica de 45 metros de altura construida en 1902, con una ascensor que te deja junto a los restos del antiguo Convento do Carmo, en la zona del barrio Chiado.
Desde la plataforma superior del elevador tienes las mejores vistas panorámicas del centro de la ciudad de Lisboa.


Barrio de Chiado en Lisboa
El Barrio de Chiado se extiende a media colina por las cercanías del Elevador de Santa Justa y el Convento do Carmo, y en la actualidad es una de las zonas más elegantes de la ciudad, con modernas tiendas, cafés y restaurantes.
Uno de los ejes del mismo es la calle Garret, en uno de cuyos rincones se encuentra el famoso café A Brasileira, frente a la estatua de Fernando Pessoa.


Barrio Alto de Lisboa
En esta zona de la ciudad se encuentra el conocido como Barrio Alto, el cual en los últimos tiempos se ha convertido en un espacio para ocio nocturna, con restaurantes con terrazas en sus calles estrechas, así como locales de copas.



Durante el día es un barrio muy tranquilo, y al mismo puedes llegar también con el Elevador de Santa Gloria, un tranvía de cremallera que te sube desde la plaza de Restauradores.
En esta zona tienes el mirador de San Pedro de Alcántara, con vistas panorámicas del centro de la ciudad y, al fondo, la colina del castillo de San Jorge.


Parque de las Naciones en Lisboa
El Parque de las Naciones es el lugar donde se celebró la Exposición Universal de Lisboa, y donde además disponer de un gran centro comercial, ahora puedes visitar diversas atracciones como un gran acuario conocido como el Oceanario.


Museo del Azulejo en Lisboa
Si te gustan los tradicionales azulejos portugueses y tienes interés en profundizar en esta tradición, vale la pena visitar el museo del Azulejo de Lisboa, el cual lo encuentras a medio camino entre la plaza del Comercio y el parque de las Naciones.



El museo del Azulejo se ubica en el edificio del antiguo Convento de la Madre de Dios, de 1509, lo que de por si enriquece la visita al poder ver algunos muy interesantes rincones en su iglesia.
En este museo tienes la posibilidad de ver un espectacular conjunto panorámico de azulejos conocido como la Visión de Lisboa, el cual te muestra cómo era la ciudad a principios del siglo XVIII, antes del terremoto que arrasó el Barrio de la Baixa y el antiguo Palacio Real.


Barrio de Belem en Lisboa
Una visita de Lisboa estará incompleta si no te acercas al Barrio de Belem a orillas del río Tajo.
En Belem puedes ver algunos de los más destacados monumentos de la ciudad, sobre todo el monasterio de los Jerónimos, pero también la Torre de Belem o el monumento a los Descubrimientos.
Y ojo, es el lugar donde se encuentra la fábrica original de los deliciosos pastelitos de Belem.



Monasterio de los Jerónimos en Belem
Te diré que el monasterio de los Jerónimos es mi monumento preferido en Lisboa.
Fundado a principios del siglo XVI, es la mejor muestra que hay en Portugalde la arquitectura de estilo manuelino.
Durante tu visitas pasearás por su precioso claustro y por otras estancias destacadas, entre las que se encuentra la iglesia de Santa María de Belemde estilo gótico y de la misma época.
Aquí tienes la información práctica que necesitas saber para visitar el monasterio de los Jerónimos.


Torre de Belem
Otro monumento interesante es la Torre de Belem, que se sitúa frente al monasterio, en la misma orilla del Tajo.



También de principios del XVI, fue un enclave defensivo para defenderse de los ataques de los corsarios y otros enemigos.
También de estilo manuelino, durante tu visita podrás recorrer las distintas plantas de la torre y llegar a la terraza desde donde podrás ver la mejor vista panorámica del monasterio de los Jerónimos.


Monumento a los Descubrimientos en Belem
Este monumento se encuentra también a orillas del río Tajo, y frente al monasterio.
Es muy reciente pues fue levantado en 1960 para homenajear a los descubridores portugueses del Nuevo Mundo.
Te adelanto que puedes subir a la terraza del Monumento a los Descubridores, y desde ahí, además de las panorámicas, podrás ver la enorme Rosa de los Vientos que hay en el suelo frente al mismo.



Pastelería de los pasteles de Belem
Si te gusta el dulce, en tu visita del Barrio de Belem tienes una cita con el establecimiento donde se elaboran y los famosos pasteles de Belem.
Ahí se encuentra la histórica fábrica donde desde 1837 se producen estos dulces tan populares en Lisboa, y en la actualidad cuenta con numerosas salas donde puedes degustar estos conocidos como pasteles de nata, pero que en realidad son de crema.


Visitar los alrededores de Lisboa
Uno de los grandes atractivos de Lisboa es poder visitar su alrededores, donde encuentras enclaves costeros como Cascais y Estoril, o la muy frondosa Sierra de Sintra.
En una excursión por los alrededores de Lisboa vas a poder visitar muy destacados rincones entre los que destaca el Palacio da Pena, con su majestuoso emplazamiento, la Quinta de Regaleira, el palacio de Monserrate  o el Cabo de Roca.



Aquí tienes amplia información sobre los lugares que visitar en los alrededores de Lisboa.
Y si prefieres apuntarte a un tour organizado con un guía en español, aquí te proponemos varias excursiones para hacer desde Lisboa.
Entre ellos destacan un tour en español a Sintra, Cascais y Estoril, o un tour en español a Obidos y Fátima