Nigro Notaro Viajes

Najac

Najac

Descubre Najac, uno de los pueblos más bonitos del sur de Francia

 


Te adelanto que Najac es uno de los pueblos más bonitos que he visitado en los últimos años, el cual pude descubrir en mi reciente viaje al sur de Francia.
Situado en el departamento de Aveyron, en la región ahora conocida comoOccitania, el pueblo de Najac tiene un emplazamiento casi increíble.
En un entorno de colinas boscosas que bien te puede recordar a los verdes y frondosos paisajes de Galicia, Najac se sitúa en lo alto de un promontorio rocoso creado por un meandro del río Aveyron.



El gran encanto de Najac, donde apenas residen menos de cien habitantes, se encuentra en el vínculo paisajístico que conforman la curiosa alineación de las casas de este pueblo medieval con la imagen del castillo al fondo, en lo alto de la colina.
 
Y por otro lado, las bellas panorámicas que del pueblo ves desde la torre del castillo.
 
 
Qué ver en Najac
Así, en el extremo del promontorio, en un emplazamiento inexpugnable, se levantan los restos del citado castillo de Najac cuyos orígenes se remontan al año 1100.
Y desde ahí, por la cornisa de la colina sube una única calle de este pueblo medieval, la cual te conduce hasta su plaza principal, la plaza del Barry, del siglo XV, donde destacan sus sus característicos soportales.




Castillo de Najac
El castillo de Najac es una muestra de la arquitectura militar de la época, y cuando lo visites y subas a lo alto de su torre circular, verás las excelentes vistas panorámicas del burgo de Najac.
 
En realidad te vas a encontrar con las ruinas de una fortaleza que fue construida en dos periodos diferentes.
 
En el año 1100 se levantó una primera torre cuadrada, para luego, en 1263, terminar la construcción de una torre redonda de 40 metros de altura, que es la que se encuentra en mejor estado, y a cuya terraza podrás subir.
Su emplazamiento en lo alto de un peñón rocoso convertía al castillo Real de Najac en una fortaleza inexpugnable.



A este respecto, en tu visita seguro que te llamará la atención la enorme profundidad de las aspilleras o troneras (estrechos ventanucos desde donde se lanzaba aceite hirviendo y flechas), que alcanzan casi los siete metros, único en el mundo.


Visita castillo Najac
Tu visita del Castillo de Najac te llevará, en primer lugar al patio central.
Por una puerta de la muralla norte puedes ver el acceso a un calabozo.
Luego te dirigirás a la gran torre circular, cuyos muros tienen un espesor de 2,40 metros.
Según subes a lo alto de la torre por una estrecha escalera de caracol, y en distintas plantas verás las antes citadas troneras.



Pasarás por la estancia conocida como la Capilla de San Julián, para luego, por un muy estrecho pasillo remodelado, acceder a la más antigua de las torres, la cuadrada, donde se encontraba la Vivienda del Gobernador.
Finalmente, tras regresar al torreón circular y subir el total de los 119 peldaños de la escalera de caracol, llegarás a la terraza donde disfrutarás de las increíbles vistas panorámicas del pueblo medieval de Najac.
 
También verás un pequeño campanario con una campana del año 1596.
 
El castillo se vendió en 1793 como propiedad privada, y sus murallas fueron utilizadas como cantera de piedras durante nueve años, hasta que un desprendimiento que provocó la muerte de tres obreros, se suspendió su desmantelamiento.
En la actualidad el castillo de Najac es propiedad del Señor de Montaliver, quien alcanzara fama tras la Segunda Guerra Mundial por esconder en una abadía cercana parte de los lienzos del Museo del Louvre, entre los que se encontraba la Mona Lisa.



El castillo lo puedes visitar de abril a octubre.
Los horarios de visita del Castillo de Najac en verano son, todos los días, de 10,30 a 19 horas. En otros meses está cerrado entre las 13 y las 15 horas.


Iglesia San Juan Evangelista en Najac
Al pie de castillo verás la iglesia de San Juan Evangelista, de estilo gótico meridional, construida en los siglos XIII y XIV.
 
Con una sola nave, cuando entres al interior de esta iglesia gótica podras ver una bóveda del siglo XIV.



A señalar que en Najac había otra iglesia del siglo XII, pero fue destruida en 1850.
 
Cuando llegas a Najac, desde la antes citada plaza principal debes dar un paseo recorriendo la única calle del pueblo, y según vas avanzando por los tramos más empinados de la misma, irás viendo casas con mayor antigüedad.
En este paseo verás la Fuente de los Cónsules, de 1314 y con doce lados.
También algún edificio destacado, como la antigua Casa del Gobernador.
En el paseo por este encantador pueblo medieval de Najac comprobarás que los oficios artesanos también tienen un gran protagonismo.



Así, en la plaza del Barry verás una repostería donde elaboran el fouace, un bollo de origen medieval, que tiene un sabor muy parecido a nuestro tradicional roscón de Reyes.
Además de artesanía de cerámica, te recomiendo que no dejes de entrar en la tienda artesanal de cuchillos y navajas, donde el peculiar artesano que la regenta sigue fabricando los mismos según la tradición medieval.