Nigro Notaro Viajes

FEZ

FEZ

Fez es la tercera ciudad de Marruecos, después de Casablanca y Rabat, con una población de 946.815 habitantes según el censo de 2004 (gentilicio: fasi o fasí).

 
La ciudad de Fez es la capital de la región de Fez-Boulmane. Esta situada en la provincia de Fez-Saïss, en la prefectura de Fez-Dar-Dbibegh, en la región antiguamente llamada Hispania Nova. 
Es una de las cuatro ciudades llamadas imperiales junto a Marrakech, Meknes y Rabat. En Marruecos está considerada como el centro religioso y cultural del país. Su universidad, famosa por el estudio del árabe y la religión musulmana, la convierten en punto de paso de un gran número de estudiantes marroquíes.
La ciudad se divide en tres zonas, Fez el Bali, la zona antigua, dentro de las murallas, Fez-Jdid, la zona nueva, donde se encuentra la Mellah, el barrio judío, y la Ville Nouvelle (Villa Nueva), la zona francesa en el noroeste de la ciudad. La medina de Fez el Bali, la mayor de las dos de la ciudad, es la mayor
zona peatonal del mundo, y fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981. La ciudad cuenta con los servicios del Aeropuerto Saïss.
Fez es de las inmemoriales ciudades imperiales, quizás sea uno de los símbolos más importantes de Marruecos. Cuenta con calles laberínticas y la Medina de Fez el-Bali (antiguo Fez) es de los mayores emplazamientos medievales que existen actualmente en el mundo, y las puertas y murallas que le rodean potencian su magnificencia.
 
La ciudad fue fundada por Idrís I, fundador de la dinastía de los idrisíes en 789 en la margen occidental del río Fez. Más tarde, en 810, Idris II situó su residencia en Fez y la convirtió en la capital de su estado. En 859, Yahya I ibn Muhammad construyó la mezquita de "Kairouyine", una de las más antiguas y grandes de África, y fundó la Universidad de Karueein, asociada a esta mezquita, cuyos estudios principales son los religiosos. La emigración árabe recibida por la ciudad proveniente de Córdoba, en al-Ándalus, tras una revuelta en 818, y de Túnez, tras otra rebelión en 824, dio a la ciudad su definitivo carácter árabe frente al de los pobladores nativos. Los dos principales barrios de la ciudad, Adwat al-Qarawiyyin y Adwat al-Andalus, recibieron sus respectivos nombres tras la llegada de los emigrantes árabes. Tras la llegada al poder de Ali II ibn Umar, las tribus jariyíes de Madyuna, Gayatha y Miknasa, crearon un frente común contra los idrisíes, a los que vencieron y ocuparon su
capital. Yahya III ibn Al-Qassim condujo a los suyos fuera de la ciudad y se proclamó a sí mismo sucesor de Alí. 
La ciudad estaba poblada por musulmanes de todo el norte de África, de Oriente próximo y judíos, que tenían su propio barrio o Mellah, y se convirtió en el centro religioso y cultural de Marruecos, donde musulmanes y cristianos de toda Europa realizaron y realizan sus estudios.
En 1233 se fundó una diócesis católica, aunque se ignora hasta cuando funcionó, constan tres obispos hasta el año 1578. Fez fue el centro del Reino de Fez y se cree que fue la mayor ciudad del mundo entre 1170 y 1180.
Una gran cantidad de musulmanes y judíos emigraron a Fez tras la toma de Granada por los Reyes Católicos en 1492 y tras el Edicto de Granada, por el que se tomó la decisión de expulsar a los judíos de los reinos hispánicos bajo el gobierno de los Reyes Católicos.
Fez se convirtió en capital del reino watasida en 1472. En 1522 la ciudad sufrió un terremoto que la asoló, pero fue reconstruida en los años siguientes. En 1554 es conquistada por los saaditas, aunque fijaron su capital en Marrakesh.
 
A finales del siglo XVII, Moulay Ismail, sultán de Marruecos, de la dinastía alauita, eligió Meknés como nueva capital e instaló en Fez al clan de los Udaia, que le habían ayudado a obtener el poder. Tras la muerte de Moulay en 1727, los Udaia se rebelaron, pero finalmente fueron expulsados de la ciudad, y Fez volvió a ser la capital del reino.
Hasta el siglo XIX, la ciudad fue el único productor de "sombreros de Fez", hasta que Francia y Turquía empezaron también a elaborar este producto. Fueron muy importantes las curtidurías de piel, siendo la principal productora de adargas. La ciudad se convirtió en uno de los principales centros
comerciales del Magreb.
La ciudad de Fez fue la capital de Marruecos durante varios periodos de la historia del país africano, pero perdió definitivamente esa condición con la ocupación colonial francesa. En 1912, la mayor parte de Marruecos pasó a formar parte del Imperio colonial francés, y la capital de la nueva colonia fue
Rabat, que mantuvo su estatus tras la independencia en 1956. Ese mismo año, la población judía de la ciudad desapareció casi por completo, en parte por los amotinamientos de la población árabe. Durante la época bajo control francés se construyó la parte moderna de la ciudad, conocida con el nombre francés de Ville Nouvelle, que es el centro comercial de la ciudad.


TURISMO EN FEZ
 
La Ciudad de Fez es la Ciudad Imperial por excelencia del imperio marroquí, en ella podremos respirar un ambiente medieval inigualable en cualquier otra ciudad del mundo.
Fez es la tercera ciudad más importante de Marruecos, de hecho, la ciudad de Fez ha llegado a ser por tres veces la capital de Marruecos. Esta maravillosa ciudad es considerada la ciudad más religiosa, espiritual y cultural de toda la extensión Marroquí.
La ciudad de Fez es una ciudad muy tradicional, la cual apenas ha cambiado con el paso del tiempo, y precisamente esto es lo que permite a Fez ser una de las ciudades más medievales y sensuales del mundo.
En Fez no encontraremos parcelas o lugares reservados para el turismo, y es precisamente lo que hace a Fez una ciudad tan tradicional, nada más llegar nos sorprenderá ver como se desarrolla con normalidad la vida cotidiana en esta exótica ciudad, el típico bullicio de las plazas, como juegan los niños por las calles, burros corriendo por las calles de la ciudad, monos y mulas que se dejan ver por los callejones etc.
Esta Ciudad cuenta con un aeropuerto para viajes interiores, tiene llegadas desde varias ciudades del país. 
Si estamos en Fez es importante saber que cuenta con varios lugares de visita obligada que no hemos dejar de visita, como su Antigua Medina Medieval (Fez el Bali), su nueva Medina (fez el Jédid), la Mezquita de Karaouiyine, el barrio de los andaluces, el Palacio Real, la Mezquita de los Andaluces, las Tumbas Merínidas, la Medersa Bou Inania o la Mellah (el barrio judio).

 
QUÉ VER
 
La Medersa Bou Inania, Fez
LaMedersa Bou Inania está situada en la calle Talaa Kebira, en la ciudad imperial de Fez.
Medersa Bou Inania fue construida en el año 1350, actualmente funciona como universidad residencial, pero todos los viernes se convierte en una autentica mezquita.
Medersa Bou Inania tiene un alminar bastante grande y un reloj hidráulico único en el mundo, cuyo sistema de funcionamiento aún es desconocido. La entrada a esta Medersa es uno de los pocos lugares religiosos que están abiertos para a los no-musulmanes, exceptuando su mezquita. 
Cabe destacar que lo que más suele llamar su atención es su hermosa torre de azulejos verdes, desde la cual se puede ver un hermoso paisaje de todo Fez y las preciosas tallas de madera que adornan con formas las paredes del patio.
 
La Medina de Fez
La Medina de Fez, más conocida como Fez el Bali está situada en el centro de la sensual ciudad de Fez.
En la preciosa Medina de Fez nos desenvolveremos en un ambiente totalmente medieval, esta llena de complicadas callejuelas, preciosas mezquitas y medersas en donde encontraremos bullicio a cualquier hora del día. De hecho, la medina fue construida en el siglo XII y hoy en día aún conserva todo su
encanto, incluso ha sido declarada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
Caminar por la Medina de Fez es como dar un gran paso atrás en el tiempo, en ella encontraremos grandes zocos (mercados) donde podremos comprar gran variedad de objetos, platos de cobre, teteras, oro al peso, frutas, carnes y un sinfín de especias.
Pasear por La Medina de Fez (Fez el Bali) es muy complicado si no la conocemos muy bien, ya que sus callejuelas, mezquitas y demás edificios se suelen parecer mucho. Un buen consejo si vamos a pasear por la Medina de Fez es contratar un guía oficial, los cuales no tendremos problemas para encontrarlos, además nos resultará muy barato. También es muy aconsejable llevar con nosotros un buen mapa de la Medina y si nos vemos obligados a guiarnos por este, debemos tomar como referencia las puertas de las murallas.
Nadie pasa por Fez sin ver su Medina Medieval, y como daremos por hecho que la visitarás si pasas por Fez vamos a dar una pequeña lista de algunos lugares de la Medina que no hemos dejar de visitar: La Plaza Najjarine, esta es la plaza de los artesanos de la madera. En ella encontraremos el famoso Museo de la Madera y varios lugares relacionados con esta artesanía.
Tampoco hemos dejar de visitar la Zagüía de Moulay Idris II, es un lugar de peregrinación muy sagrado para los musulmanes, es fácil ver entrando a ella muchas mujeres con velas para pedir una bendición. Por desgracia la entrada esta prohibida a los no musulmanes, pero aún así merece la pena ir a verla aunque tan solo sea por sus alrededores.
La Medina de Fez es muy grande y sorprendente, es imposible dar una lista de todos los lugares a visitar en ella, por lo tanto preferimos dejar que los demás sitios de la medina los descubras por ti mismo.
 
Fez el Jédid o Fez la Nueva
Fez la nueva o “Fez el Jédid” está localizada en el centro de la ciudad de Fez, en Marruecos.
La parte conocida como Fez el Jédid no es más que una ampliación hecha por lo Merínidas, los cuales tomaron el poder de esta ciudad en el siglo XIII, a ellos les parecía que Fez el Bali era demasiado pequeña para contener los palacios que en realidad se merecía, y por ello construyeron Fez el Jédid a las afueras de los muros de la ciudad, en dieron lugar a preciosos jardines, nuevas mezquitas, zocos etc.
Fez el Jédid quizás no sea tan interesante como Fez el Bali, pero si que merece una buena visita, ya que en ella encontraremos lugares de interés como El Mellah, un barrio judio o el Dar el-Makhzen, el palacio real con sus puertas llenas de lujo.
 
La Mezquita Karaouiyine
La Mezquita Karaouiyine está situada en el centro de la Medina de la ciudad imperial de Fez (Fez Bali), en el antiguo barrio de los kairuani. Esta preciosa Mezquita fue construida en el año 857, pero fue remodelada en 2007 y actualmente es una de las más grandes y prestigiosas tanto de Marruecos como de todo el occidente musulmán. Además también es reconocido como uno de los centros de enseñanza más antiguo del mundo, con su biblioteca, la cual es una de las más grandes de Marruecos.
Ya desde su construcción, la mezquita Karaouiyine se convirtió en el tribunal de la ciudad. Actualmente se concentran comerciantes por todo su alrededor, los comerciantes se reúnen y se ordenan por sus especialidades, cada uno de ellos tan solo vende un tipo producto, los productos vendidos son: babuchas,
henna, cirios y gran cantidad de especias.
 
Las Tumbas Merínidas, Fez
Las Tumbas Merínidas están localizadas al norte de Fez el Bali, fuera de los muros de la Medina , en la ciudad Imperial de Fez, Marruecos. 
Las Tumbas Merínidas son un lugar de visita obligada si estamos de paso por Fez, desde ellas podremos observar sin lugar a dudas unas de las mejores vistas de la ciudad de Fez.
 
La Mezquita de los Andaluces
La Mezquita de los Andaluces está localizada en El Barrio de los Andaluces, muy cerca de la parte antigua de la ciudad de Fez, “Fez el Bali”, en Marruecos.
La Mezquita de los Andaluces fue construida entre los años 859 y 860, se caracteriza por su precioso minarete verde y blanco y sus preciosos patios pavimentados en mármol y ónice.
• Esta mezquita es uno de los lugares más destacados del Barrio de los Andaluces, alrededor de ella se suele concentrar muchos fieles de de la zona, en su mayoría son descendientes de las familias musulmanas que fueron expulsadas de Andalucía por el ejercito cristiano. Si escuchamos en silencio es fácil escuchar como escapan por sus ventanas las preciosas voces de los niños entonando salmos.
 
El Mellah, Fez el Jédid
El Mellah es el barrio judio que está situado en Fez el Jédid, en donde encontraremos gran actividad, en sus calles los orfebres han establecido sus tiendas dándole vida a este lugar. Además, muy cerca del Mellah también nos encontraremos con el Petit Méchouar, otro lugar de visita obligada si estamos
de paso por Fez.
 
Museo Dar-Batha
El Museo Dar-Batha está localizado cerca de la preciosa medersa Bou Inania, dentro le la ciudad de Fez, en Marruecos. 
En el Museo Dar-Batha encontraremos una gran colección de cerámicas que presumen ser una de las más hermosas de Marruecos. Si estamos en Fez, y tras hacer una visita a todos los lugares de visita obligada antes mencionados no sabemos muy bien que hacer, puede que sea una buena idea pasarse por
el Museo Dar-Batha para así admirar alguna de las piezas de estar magnífica colección, que generalmente utiliza como color de fondo para decorar el “azul de Fez” entremezclando motivos geométricos o estilizados de infinitas variaciones