Nigro Notaro Viajes

BERGEN

BERGEN

Bergen, la "Puerta de los Fiordos", es la segunda ciudad de Noruega y una de las más atractivas de todo el país.

 
Está ubicada en un entorno de gran belleza natural, entre siete imponentes montañas que la rodean por tres de sus lados y el mar del Norte, que protege a la ciudad por el cuarto. 
En un día despejado, la llegada por mar o aire es una experiencia única - las islas rocosas y las elevadas montañas forman un espectacular telón de fondo para las casitas de vivos colores, que se cuelgan montaña abajo hacia el puerto.
 
Bergen fue fundada por el rey vikingo Olaf Kyrre en 1070. Debido a su afortunada situación geográfica en un resguardado puerto natural y a su proximidad a ricos caladeros de pescado, no tardó en establecerse como una de las ciudades noruegas más importantes. A principios del siglo XIII ya era la capital de Noruega, estatus que mantuvo hasta finales del siglo XIII, cuando la sede del gobierno se trasladó a Christiania, la actual ciudad de Oslo. El éxito económico se afianzó en el siglo XIV, cuando la Liga Hanseática, una organización alemana creada con el fin de promover el comercio entre Europa oriental y occidental y el norte del continente, escogió a Bergen como una de sus cuatro bases de operaciones principales. Las antiguas oficinas y almacenes de la Liga se pueden visitar en la actualidad en el Bryggen y constituyen los únicos restos de los cuatro "Kontors" u oficinas originales de esta organización. La Unesco declaró este barrio Lugar Patrimonio de la Humanidad en 1980. En 1600, la ciudad era el núcleo de población más grande de Escandinavia con 15.000 habitantes.
 
A pesar del desmantelamiento de la Liga en el siglo XVIII, Bergen continuó siendo un exitoso puerto comercial. La mayor época de prosperidad sobrevino en los años 60 del siglo pasado cuando se descubrió petróleo en el mar del Norte, lo que provoco la llegada de numerosos extranjeros (en la actualidad en la ciudad viven y trabajan más de 5.000 extranjeros, siendo los británicos el grupo más mayoritario).
 
La larga historia de Bergen como uno de los puertos principales de Noruega y en los últimos tiempos como centro turístico y de negocios internacional le confiere un aire más cosmopolita que a otras ciudades noruegas. El ambiente alrededor de Torget (mercado), el centro de la vida social de la ciudad con su ecléctica mezcla de restaurantes, cafeterías y pubs, es un reflejo del carácter cosmopolita de Bergen. Además, aunque las industrias marítimas como la de la pesca o la construcción de barcos siguen teniendo gran importancia en la economía de la ciudad, el turismo internacional se está imponiendo como una de las principales fuentes de ingresos.
 
Los habitantes de Bergen son considerados como los más abiertos y simpáticos de todo el país y están muy orgullosos de su ciudad, su historia y sus tradiciones. La ciudad cuenta con multitud de museos, galerías y otras instituciones culturales. Por ello, no resulta extraño que Bergen fuera elegida Ciudad Europea de la Cultura en 2000. La temporada alta turística se extiende desde mayo a septiembre, aunque puede llover abundantemente en cualquier época del año. La región tiene el dudoso honor de tener uno de los índices de precipitaciones más elevados de Europa. No obstante, la meteorología no tiene por qué estropear una visita, ya que existen muchas actividades que se pueden hacer a cubierto. Entre noviembre y marzo, la lluvia se convierte en aguanieve o nieve, pero incluso el peor de los inviernos no resulta muy duro según los cánones noruegos y las temperaturas pocas veces bajan de los -5ºC (23ºF).
 
 
QUÉ VER
 
La ciudad de Bergen se concentra alrededor del área histórica del puerto. El centro tiene una disposición muy compacta y las principales zonas de interés están a poca distancia a pie unas de otras. El Bryggen se encuentra justo en el centro del muelle, junto al mercado de pescado. A pesar del pequeño tamaño de la ciudad, hay suficientes atracciones para mantener a los visitantes entretenidos y la mayoría de éstas se encuentran en parajes de gran belleza natural. Hay dos teleféricos que llevan a los visitantes hasta la cima de dos de las montañas con las vistas más espectaculares de la ciudad. Los cruceros a los fiordos son también muy populares. La arquitectura local, en especial la del muelle hanseático del Bryggen y la de las casas de madera de vivos colores ofrecen buenas oportunidades para los amantes de la fotografía. Si, como ocurre a menudo, está lloviendo, existen numerosos museos como el Bergen Schools Museum (página web: www.bsm.museum.no) o de temas tan diversos como la pesca o la resistencia noruega durante la II Guerra Mundial. Hay también varias galerías de arte de calidad, sobre todo en la orilla sur del lago Lille Lungegårdsvann. Los que se desplacen por la ciudad a pie tienen que estar preparados para subir algunas cuestas muy empinadas.
 
Pases

La Bergen Card permite viajar gratis en autobús dentro de los límites de la ciudad, aparcamientos con descuentos y entrada gratuita o con descuento a muchos de los museos y atracciones de Bergen, visitas turísticas y salas de espectáculos. Cuesta 170NOK para adultos y 70NOK para niños (3-16 años). La tarjeta de 48 horas cuesta 250NOK para adultos y 100NOK para niños. Se puede adquirir en la Oficina de Información Turística, en la estación de trenes, en la Express Boat Terminal, en el Montana Youth Hostel y en muchos hoteles y campings.
 
 
ATRACCIONES PRINCIPALES

 
Funicular de Fløibanen
 
Este funicular, inaugurado hace más de 80 años, lleva a los visitantes a la cima del monte Fløyfjell. El trayecto de subida dura alrededor de ocho minutos. Las vistas de la ciudad y las islas mar adentro que se disfrutan desde lo alto del monte son simplemente espectaculares. Hay un restaurante (abierto solo en verano), tiendas y senderos por la montaña.
 
 
Funicular de Ulriksbanen
 
Cada siete minutos, el funicular de Ulriksbanen transporta pasajeros hasta la cima del monte Ulriken, la montaña más alta de las siete que rodean la ciudad (642 metros/2.106 pies). Desde lo alto, se pueden observar impresionantes vistas de la zona. También es posible realizar la popular caminata de cuatro horas de duración hasta el monte Fløien.
 
 
Bryggen
 
En 1980, la Unesco incluyó al puerto hanseático de Bergen en la lista del Patrimonio mundial, considerándolo uno de los ejemplos más destacados de la historia y la cultura de un asentamiento medieval. Aunque muchos de los edificios originales fueron destruidos por el fuego, se ha llevado a cabo una cuidadosa restauración que los ha devuelto a su estado original. En la actualidad, el Bryggen está repleto de restaurantes, cafeterías y talleres de artistas. En su extremo oriental se encuentra Torget, el pintoresco mercado de Bergen en el que se vende pescado, verduras, flores, objetos de artesanía y souvenirs. Abre de lunes a viernes de 07.00 a 16.00 (jueves hasta las 19.00) y los sábados de 07.00 a 15.00. En la temporada baja los horarios son más reducidos.
 
 
Museo Hanseático
 
Este museo ocupa uno de los edificios de madera más antiguos del Bryggen. Fue arrasado completamente en 1702 y posteriormente reconstruido. Amueblado en un estilo típico del siglo XVIII, ofrece la posibilidad de observar de cerca cómo vivían los ricos mercaderes hanseáticos de la época.
 
 
Museo Bryggens
 
Tras la destrucción de varias casas hanseáticas en 1955, los arqueólogos excavaron la zona y descubrieron los restos del asentamiento más antiguo de la ciudad, que databa del siglo XII. El museo fue construido alrededor de los restos y contiene objetos variados, entre los que destacan los trajes tradicionales. La colección incluye también inscripciones rúnicas, cerámicas y otros objetos que ilustran el comercio, la construcción de barcos, las actividades culturales, la artesanía y la vida diaria en tiempos medievales.
 
 
Akvariet I Bergen (Acuario de Bergen)
 
Situado en el extremo de la península, el Acuario de Bergen contiene una de las mejores y más extensas colecciones de fauna marina de toda Europa. Sus 70 tanques y sus tres piscinas exteriores se completan con una zona que tiene un realista acantilado para que aniden las naves, tanques abiertos, una exposición e instalaciones de video. Además de la exposición de anfibios y reptiles acuáticos inaugurada en 2002, se han abierto nuevas secciones cuya temática se centra alrededor de la industria marina y la fauna polar.
 
 
Mariakirken (Iglesia de Santa María)
 
Se trata del edificio más antiguo de Bergen (data de la primera mitad del siglo XII) y uno de los mejores ejemplos de la arquitectura románica del país. Durante los meses de verano se celebran conciertos con regularidad.
 
 
Torre de Rosenkrantz y Hakonshallen
 
El Castillo de Bergen, construido en los años 60 del siglo XVI por Erik Rosenkrantz, gobernador de Bergenhus, sirvió en la antigüedad de residencia fortificada. El edificio incorpora partes más antiguas entre las que se incluye una torre del homenaje del siglo XIII y se encuentra al lado del Hakonshallen, que recibe su nombre del rey Hakon Hakonsson, que reinó Noruega desde Bergen a mediados del siglo XIII.
 
 
Gamle Bergen Museum (Museo del Viejo Bergen)
 
Situado a siete minutos en autobús (véase Recorridos por la ciudad) del centro de la ciudad, este museo al aire libre alberga una colección de 40 casas que muestran cómo era la vida en Bergen en los siglos XVIII, XIX y principios del XX. La entrada al museo y el parque es gratuita.
 
 
Vestlandske Kunstindustrimuseum (Museo Occidental de las Artes Decorativas)
 
Este museo alberga exposiciones de arte, diseño y artesanía. La colección abarca 1.000 años y contiene objetos y muestras de Noruega y de otras partes del mundo. El museo también acoge la mayor colección de esculturas budistas de Europa y un programa regular de exposiciones temporales.
 
 
Damsgård Hovedgård
 
Esta hermosa casa solariega de 1770 se encuentra en Laksevåg, a 3 km (2 millas) al oeste del centro de Bergen, y está considerada el edificio de madera de este periodo mejor conservado de toda Europa. Se han recreado los jardines originales con la misma vegetación y diseño.