Nigro Notaro Viajes

Preparados, a Punta, ya!

Responsive image

La principal ciudad balnearia de Uruguay resplandece con sus arenas blancas y playas exclusivas.

 Punta del Este es uno de los principales destinos de veraneo de Uruguay. Es la ciudad balnearia glamorosa y exclusiva. Grandes edificios y elegantes mansiones conviven con extensas playas.


Es el espejo en el que todos quieren verse reflejados y que el sol hace brillar con intensidad en el verano. Es una ciudad hermosa por donde se la mire. Sus anchas avenidas, sus extensas playas, sus noches tan dinámicas como sus días.Punta del Este, Uruguay
 
Punta del Este, perteneciente al departamento de Maldonado,  se ubica en el extremo sureste de Uruguay. Distante a 130 kilómetros de Montevideo, la capital uruguaya, su territorio se prolonga en una península que se inserta en el mar y que es motivo de su denominación. De un lado se encuentra la Playa Mansa y del otro, la Brava. Son las dos caras de un mismo lugar, un símbolo de la versatilidad de un destino atrapante.
 
Playa Mansa tiene, como su nombre lo indica, aguas más calmas ya que se encuentra protegida de la acción de los vientos y está más próxima al Río de la Plata. Por el contrario, la Playa Brava muestra la rebeldía de las olas que llegan a la orilla con el impulso de las brisas y la fuerza del océano. Es en esta playa donde se encuentra la escultura de la mano que representa una típica postal de Punta del Este.  Se trata de la obra del artista chileno Mario Irrazábal que desde el verano de 1982 le imprime a Punta un símbolo distintivo. Dedos enormes que emergen entre la arena de la playa, son el leitmotiv de las fotos de los turistas.
 
Frente a la tan reconocida escultura se encuentra el Paseo de las Américas, un espacio que presenta varias obras de gran tamaño que son la resultante de un concurso internacional que se realizó a mediados de la década de 1980.  Punta del Este, Uruguay
 
La emblemática Avenida Gorlero que se extiende por el centro de la Península es un pasaporte hacia distinguidos locales comerciales, galerías, cines y delicada gastronomía. La extensa recorrida por la costa permite bordear toda superficie de la porción de tierra que se interna en el mar, una suma de ejercicio y placer.
 
En un paseo por los sitios más significativos de Punta del Este, se pueden visitar la Plaza Artigas, lugar elegido por los artesanos para exponer sus creaciones realizadas en diversos materiales, el Casino inaugurado a en la década de 1930 es el más tradicional -luego se sumaron otros en distintos puntos de la ciudad-; el museo y el mirador ubicado en lo alto del edificio conocido como La Vista. El Faro, construido en 1860, con ceniza volcánica traída de Italia, la Iglesia Nuestra Señora de La Candelaria, el puerto de yates y el Paseo Mailhos, que consiste en una pasarela de madera que se ubica en Playa Mansa, se presenta como un sitio perfecto para realizar caminatas, correr, o simplemente sentarse en los miradores a disfrutar del paisaje.
 
La Barra es la zona balnearia ubicada a 20 kilómetros de la Península. Se accede a ella luego de atravesar el conocido y característico puente ondulante que pasa por encima del Arroyo Maldonado. Esta zona cuenta con las playas preferidas por los más jóvenes. La oferta de pubs y los locales bailables más top aseguran la diversión.  Es también elegido  para la práctica de deportes náuticos como kayak, canotaje, surf. Un poco más allá se encuentra José Ignacio, otro de los sitios exclusivos y glamorosos, donde además de sus playas puede visitarse el faro y los negocios de artículos típicos.Casapueblo, Punta Ballena, Punta del Este
 
Además de visitar las diferentes playas que se extienden a uno y otro lado de la Península, hay algunas excursiones muy cercanas que pueden realizarse y que resultan en experiencias enriquecedoras. Entre ellas se destacan la visita a la Isla de los Lobos. Es un paseo que se realiza a través de las embarcaciones que salen del puerto, y que llevan a visitar el islote que se puede visualizar desde Playa Brava, donde se encuentra el antiguo faro y el apostadero de lobos marinos que lo rodea. Otra opción es realizar la visita a la Isla Gorriti. Se encuentra a sólo 15 minutos de Punta del Este, y es un territorio que desborda de naturaleza. Tiene muchos pinos, playas y es muy concurrida por quienes practican deportes en el agua.  
 
Hacia el oeste, la visita a Punta Ballena, es un lugar obligado. Casapueblo, la Casa Museo del reconocido escultor uruguayo, Carlos Páez Vilaró es un gran punto de atracción. El taller está ubicado en un lugar con una vista privilegiada. El blanco intenso de su exótica construcción es como un faro que atrae. En su interior se visitan varias salas que presentan una abundante colección de pinturas, esculturas y material fotográfico. Para quienes hagan la vista al atardecer, pueden participar de la ceremonia del sol, con la magnífica observación del crepúsculo desde una ubicación privilegiada.
 
Punta del Este es una buena opción para el descanso y la tranquilidad durante todo el año. Pero en verano explota. Sus exclusivas playas son un derroche de glamour y el refugio indiscutido del jet set. Con una amplia infraestructura turística, la ciudad balnearia por excelencia de Uruguay es una perla que reluce a orillas del Océano Atlántico. Y sin dudas, te está esperando.